Sobre Mu y Om


por Moisés Pérez

Muchas veces nos han preguntado por el significado del nombre de nuestro grupo vocal MuOM.

Y algunas veces nos han cuestionado si tenía que ver con nuestra manera de cantar, pues diera la sensación que debido al uso de algunas de nuestras técnicas vocales pronunciáramos al cantar “muuuuoooooom”.   Nosotros también en tono desenfadado hemos sugerido que se refiere a una vaca meditadora haciendo “Omm”.

Dejando aparte lo jocoso, muchos se dan cuenta de que el nombre está formado por dos partículas Mu y Om.

Al final del artículo te explicaremos porqué juntamos estos dos fonemas y que representa para nosotros su unión, pero antes queremos ahondar en el significado de cada una de estas partes.

Mu:

Tenemos varias acepciones, algunas de las cuales nos resuenan de manera profunda.

1.  無  es un ideograma del chino tradicional que en japonés se pronuncia Mu

Lo podéis ver en la portada de nuestro segundo disco.

El significado de este ideograma, en la cultura japonesa, se relaciona con el budismo Zen como respuesta de ciertos koanes y otras preguntas a maestros para indicar que la pregunta a la que se responde es incorrecta o no tiene una respuesta clara. Mu en última instancia representa la vacuidad, la indefinición, el no ser, la neutralidad.

Según la tradición, cuando un monje Zen medita en Zazen con su mente en estado de Mu, es capaz de esculpir el flujo del tiempo. Incluso su propio ser se convierte en un trozo de tiempo sin esculpir. Pues bien, un músico es un artista también especializado en el arte de esculpir el flujo del tiempo, pero de otra manera. Lo esculpe mediante su selección de notas y, muy especialmente, mediante la cantidad y calidad de los espacios silenciosos que intercala entre ellas.  En ese delicado vaivén entre lo lleno y lo vacío, o bien entre la ausencia o la presencia de Mu, radica la esencia del arte musical.

2. Tierra de Mu

Es el nombre de un supuesto continente perdido, localizado en el Océano Pacífico. A mediados del siglo XIX, el anticuario Augustus Le Plongeon, utilizando un sistema de traducción de textos Mayas usado por Diego de Landa, afirmó que varias civilizaciones antiguas, como las de Egipto y Mesoamérica, fueron creadas por refugiados del territorio de Mu.

Este continente (destruido hace 12.000 años por los dioses como castigo por ser una civilización decadente) extendió su avanzada tecnología por todo el mundo; la que habría permitido la construcción de las grandes pirámides que se encuentran esparcidas en distintos continentes.

Por otro lado, en 1926 el coronel James Churchward publica el libro “The lost continent of Mu”, y afirmó encontrar en un templo de la India una biblioteca de escritos antiguos en un idioma desconocido que el logró descifrar y de donde obtuvo una serie de libros que cuentan la historia de la civilización de Mu. Existe otro supuesto continente perdido ubicado en el Océano Índico, Lemuria, que en principio no tiene relación con el territorio de Mu.

Como curiosidad, la tierra de Mu ha sido de inspiración para videojuegos, cómics y animes. En 1999 se lanzó el videojuego multijugador de fantasía épica MU ONLINE, basado en este continente perdido. También aparece mencionado en varios relatos del escritor estadounidense H.P. Lovecraft como el lugar de procedencia de algunos de los dioses alienígenas de sus mitos.

3. Ritmo mu

El ritmo mu es un tipo de onda cerebral similares en frecuencia y amplitud a las ondas alfa, con diferencias respecto a la localización e importancia a nivel fisiológico. Se localiza en las áreas rolándicas, su ritmo es, en la mayoría de los casos, «unilateral y alternante» y no se modifica al abrir los ojos, pero sí al mover la extremidad contralateral. El ritmo se atenúa con «estímulo táctil o por medio de movimientos pasivos, voluntarios o reflejos». Una persona suprime los patrones de este ritmo cuando realiza, observa o tiene la intención de realizar una acción motora. No obstante, no se suprime con el hecho de abrir los ojos.

Predomina en la población joven y se limita a breves periodos de entre 0.5 y dos segundos. En infantes, el ritmo mu es detectable desde los cuatro a seis meses de edad y alcanza una frecuencia algunas veces tan baja como 5.4 Hz. 

Om:

Esta palabra sanscrita (Oṃ: fonéticamente cercano a “aum”) es bien conocida y casi no necesita presentación, aunque si esclarecer su significado. La forma escrita más conocida corresponde al silabario devánagari. Esta sílaba se considera sagrada, ya que representa el primer sonido del Todopoderoso, el sonido del que emergen todos los demás sonidos, ya sean de la música o del lenguaje divino. Significa unidad con lo supremo, la combinación de lo físico con lo espiritual.

En las escrituras Upanishad esta sílaba sagrada aparece como un sonido místico considerado por las escrituras como la verdadera base de cualquier otro mantra (himno sagrado). Oṃ es asimismo la forma sonora del atman (alma o Dios). Los Upanishad declaran que todo, lo existente y lo no existente, puede ser controlado al pronunciar esta sílaba sagrada Oṃ. Muchos investigadores y esoteristas encuentran una sinonimia entre la palabra sánscrita Oṃ y la palabra hebrea אמן   = Amén.

MuOM   

Para nosotros, de manera resumida, esta conjunción de palabras viene a significar que desde la vacuidad o la nada (Mu) surge el primer sonido creador de todas las formas existentes (Om).  En nuestro antiguo logo reflejamos los dos símbolos, conjugada con un símbolo creador.

Si has llegado leyendo hasta aquí, y en compensación, te explicaré que el nombre del grupo surgió en realidad de una “lluvia de ideas” entre Joaquim y Moisés en el 2008 (en los inicios del grupo). En cierto momento Joaquim comentó sobre el “muon”,  una  partícula subatómica perteneciente a los leptones -más concretamente a los fermiones- con carga eléctrica negativa como el electrón pero 200 veces más grande. Y yo, inspirado por esta palabra y como me gustan los palíndromos sugerí “MuoM”, que casi lo era. Después, la literatura hizo el resto.